El auge de la cosmética natural y Biosplendor

diciembre 12, 2019

El auge de la cosmética natural y Biosplendor

El auge de la cosmética natural

Los hábitos de los consumidores están cambiando. La forma de pensar también, al igual que la concienciación, tanto de nuestro entorno, como de los animales y nosotros mismos.

En plena época donde se deben tomar decisiones determinantes para la supervivencia de nuestro planeta, el cambio climático ya está haciendo mella en nuestro ecosistema, y las personas, poco a poco, pero con paso firme, están realizando cambios en sus rutinas y hábitos muy importantes.

Pequeños gestos que, a medida que pasa el tiempo, se van haciendo determinantes.

Las tendencias de la cosmética están cambiando:

Si echamos la vista 10 años atrás, raro era ver un conocido que consumiera cosmética natural, a no ser que tuviera algún problema muy específico de salud en la piel. Y ni con esas, porque normalmente el consumo se reducía a alguna crema de parafarmacia. 10 años después estamos más informados. Las redes sociales, internet y tecnologías de la información nos lo han puesto más fácil. Todo evoluciona. Una crema de caléndula o aloe sigue existiendo, pero hoy en día podemos disfrutar de una amplísima variedad de productos con increíbles obras magistrales alquímicas dentro de sus ingredientes. Poderosos elixires que nos concede la madre naturaleza de los que podemos extraer un sinfín de beneficios.

Los que nos dedicamos a este mundo sabemos perfectamente que aún hay un largo camino por recorrer, sí. Cuesta mucho cambiar conciencias y formar mentes. Un porcentaje importante de la población sigue guiándose por campañas publicitarias de cosmética convencional que, en muchos casos, es engañosa, y quieren subirse al carro de la “moda” de “lo natural” cuando, si analizas bien sus ingredientes, te asombras de la “porquería” que contienen. Hay que abrir los ojos y estar alerta; no comprar cualquier producto sin leer bien su INCI, ya que hay muchas multinacionales químicas queriendo sumarse a las tendencias de lo natural promocionando su producto con mensajes engañosos… Afortunadamente somos muchos ya los que creemos en un modo de cuidarnos sano, un estilo de vida saludable y respetuoso, y estamos consiguiendo que el mundo y las tendencias se vean obligados a poner en el mercado productos con alma y con valores de concienciación hacia el medio ambiente y los seres vivos que en él habitan.

En toda esta expresión de valores hemos encontrado a   Biosplendor, una tienda online de cosmética natural, que aboga con esta visión sobre la belleza del mundo, dónde   marcas de cosmética ecológica y orgánica  se dan la mano en su preciosa página web.

Cosmética natural para la belleza y como remedio:

Si bien como decíamos al principio, la cosmética natural se utilizaba hace tiempo para paliar afecciones de la piel, y se tenía como un mero producto o ungüento milagro, sin capacidad para prevenir y combatir signos del envejecimiento, hoy en día está constatado cómo los productos naturales y ecológicos, a través de formidables extractos singulares de plantas, pueden ayudarnos a paliar cualquier tipo de necesidad en nuestra piel y salud. La nueva cosmética natural está entrando en nuestros hogares para quedarse, porque la gente, una vez que la prueba, ve que funciona. La cosmética natural es lo más afín a nuestra piel que podemos aplicarnos. La cosmética natural del presente comparte la filosofía de las nuevas mentes concienciadas con un mundo mejor y más justo. Porque las personas vamos dando pasos, vamos evolucionando. Y precisamente debemos mirar hacia ese punto. No involucionar y cargarnos nuestro medio ni nuestra salud.

La cosmética sin químicos ha llegado para quedarse:

Por un lado, la gente ya conoce sobradamente los químicos tóxicos, sintéticos, colorantes, petróleos y siliconas, por no seguir con la lista nociva, que abunda en cualquier producto de cosmética actual. Hay marcas que los ocultan   sibilinamente . No hace falta decir más. Ya sabemos las consecuencias tan perniciosas que su aplicación diaria sobre nuestra piel y cabello pueden ejercer sobre nuestra salud. Sino, escribiremos un artículo para tal fin.

Por otro lado, las personas ven cómo el cambio climático se ha instaurado en nuestro planeta, con sus consecuentes consecuencias sobre nuestra vida. La contaminación está causando estragos en nuestro modelo de vida, en nuestra calidad de vida. La deforestación, el maltrato animal, la producción abusiva de residuos tóxicos, por poner algunos ejemplos, nos están impactando y abriendo los ojos a algunos, cada vez más.

Maquillaje y cosmética ecológica, movimientos que se empiezan a sentir:

La gente del presente opta por cambiar actitudes, por mover conciencias y corazones, sin perder el realismo en su horizonte. Sabe que cuidándose naturalmente, con una alimentación pura y beneficiosa, y realizando pequeños actos, se ganan batallas. Esa nueva persona se cuida, realiza ejercicio, intenta huir de la sociedad enferma del estrés en la que estamos imbuidos y aplica nuevas técnicas físicas, de ejercicio o relajación. Se siente bien y quiere hacer sentirse bien a los demás. Y cuando una persona cambia determinados hábitos, finalmente, acaba por adoptar el cambio en el todo, al igual que en la cosmética, y su paso hacia lo natural, ecológico y puro. Pero no toda la cosmética natural vale.

En nuestro sector, tenemos que dar un paso más, ir más allá. No vale con saber que consumimos cosmética natural (que engloba muchísimas cosas). La gente debe saber, en este nuevo auge en el consumo de la cosmética natural, que debemos luchar por el consumo de productos de procedencia ecológica (lo máximo posible), evitar el abuso de envases de plástico en sus producciones (optar por el vidrio preferentemente), que el cosmético sea libre de crueldad animal y no haya sido experimentado sobre animales, que sea respetuoso con el medio ambiente, el planeta, que no perjudique nuestro entorno y, en el caso de los filtros solares, que no perjudique a los arrecifes de coral.

La nueva cosmética ecológica no debe convertirse en un arma de explotación de nuestras gentes ni nuestros cultivos ante el auge que está obteniendo. Debemos buscar una cosmética ecológica respetuosa con sus gentes, de comercio justo, que permita el desarrollo de sus comunidades y su evolución. Una cosmética sostenible con los cultivos, que coja lo que necesite, pero sin contribuir a la explotación de dichos cultivos ni a la deforestación. Una cosmética de proximidad, que se beneficie de lo que nos brindan las plantas autóctonas de cada zona y en cada estación, pero sin maltratar el ecosistema, ni abocarlo a la destrucción. El auge en el consumo de cosmética natural es una realidad, y nosotros estamos encantados de que la gente lo esté adoptando cada vez más en sus rutinas, porque para nosotros, el paso a la cosmética natural fue lo mejor que pudimos incorporar en nuestro estilo de vida, pero lo dicho, a través de una elaboración y consumo responsable, ecológico, respetuoso, limpio y puro. La naturaleza, al igual que los seres vivos, tiene un ciclo. No debemos asfixiarlo para acabar de destruirlo.


Subscribe
Guía de Tallas / Shoe Size Chart
UK
2
3
4
5
6
7
8
9
Europe
35
36
37
38
39
40
41
42
US
4
5
6
7
8
9
10
11
Australia
4
5
6
7
8
9
10
11
Foot Length (MM)
212
220
229
237
246
254
262
270

 

Nuestro calzado talla normal.

Entre dos tallas (i.e., EU 38.5) te recomendamos una talla más (i.e., EU 39).